Salsa roquefort sin nata

0
(0)

La salsa roquefort es bastante popular y práctica, puede exaltar el sabor de carnes, pastas , en general sirve para acompañar gran variedad de platos; es una salsa de fácil preparación, no conlleva ningún misterio ni novedad alguna, pues siempre como base, se disolverá queso roquefort en nata o  como se le conoce más a menudo “crema de leche” y asi de facil obtendremos nuestra salsa…pero…¿Y si en esta oportunidad sustituimos la crema de leche? Te prometo que notarás la diferencia con relación a la receta de la salsa original, es igual de fácil prepararla, te tomará  el mismo tiempo y lo mejor de todo: reduces el consumo de calorías “extras” en tu dieta, con lo cual estarías consumiendo una salsa más saludable. 

 El queso roquefort, este queso azul es de origen francés se obtiene a partir de leche de oveja coagulada. En el año 1925 Francia obtuvo su denominación de origen, lo cual prohíbe utilizar este término a otros quesos con características similares que no se hayan producido en la región de Causses del Aveyron, de donde es originario el queso roquefort o queso azul. 

Este tipo de queso es usual en recetas de la cocina aunque tiene un sabor fuerte. Hoy en día se puede consumir y preparar  de muchas formas, como gratinado, o dentro de un pan para dar sabor, puede agregarse un poco en trocitos a una ensalada, verás cómo realza su sabor o incluso puedes mezclarlo con yogurt para obtener un delicioso aderezo.

¿Cómo hacer salsa roquefort sin nata?

Tipos de queso azul que debes probar una vez en tu vida | Gourmet de México

Ingredientes

  • 300ml de leche evaporada
  • 100gr de queso roquefort
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 pizca de pimienta negra recién molida

Preparación, cómo hacer la salsa roquefort sin nata:

  1. En una cacerola , agrega la leche evaporada hasta que rompa el hervor, en ese momento debes bajar la intensidad del calor al mínimo, y agregamos el queso roquefort desmigado. 
  2. Debes estar siempre removiendo, no pares de remover hasta que se disuelva por completo el queso y notes que no queden grumos. 
  3. Cuando esté el queso disuelto, debes apagar el fuego, y añadir una cucharadita de nuez moscada  y la pimienta a la mezcla (si es de tu gusto), integrando todo en la salsa. 

A la receta convencional se le agrega un poco de mantequilla, lo cual aporta cuerpo a la salsa y un poco de brandy, coñac o whisky, sin embargo en esta ocasión la intención es lograr una versión saludable de la salsa roquefort 

Algunos consejos que pudieras considerar para obtener una salsa casi perfecta son: 

  • Probar la salsa antes de servirla. Así sabrás si está demasiado suave, caso en el cual podrás añadir más cantidad de queso, o por el contrario, queda demasiado fuerte y entonces podrás agregar más leche evaporada. 
  • Sírvela bien caliente. Al servirla caliente potencia mejor cualquier receta, ya sea carnes, pescados, verduras o pasta, el sabor se intensifica.
  • Al principio, recién hecha, podrías notar que la salsa está muy ligera y sin “cuerpo”. No te preocupes ya que cuando enfríe un poco, notarás como la salsa adquiere la consistencia perfecta. 
  •  Puedes hacer la salsa de roquefort en thermomix si así lo deseas, de hecho es más rápido y además puedes triturar toda la salsa conjuntamente y así evitamos los grumos.
  • Esta salsa roquefort puede  aguantar de 3 a 4 días en refrigeración sin problemas. He leído de personas que incluso la congelan, entonces si has probado antes con preparar comida y congelarla y te ha funcionado, puedes aplicarlo también a esta salsa. 
  • Hay restaurantes que hacen esta salsa con mantequilla resultando demasiado pesada. Mi consejo es que uses siempre aceite de oliva para hacerla más ligera y más saludable. 

No dejes de ver: Gazpacho andaluz de la abuela

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.