De qué manera mondar un huevo cocido fácilmente: seis trucos nivel chef

0
(0)

Pelar un huevo duro correctamente es una labor bastante difícil aun para los amantes de los fogones. En ocasiones, se quedan adheridos pequeños pedazos de cascarilla a la clara que impiden que se pueda eliminar con sencillez. Y lo peor es cuando procuras eliminar estos pedazos de cascarilla y lo único que haces es llevarte una parte de la clara del huevo.

Si deseas eludir esta situación tan molesta, es tan esencial que aprendas a dominar tanto la técnica adecuada de su cocinado (o sea, saber la técnica de su cocción ideal), como los diferentes trucos para pelar el huevo de la manera más sencilla y sin dificultades. Prosigue estos trucos y consume huevos íntegros a partir de ahora.

Cómo mondar un huevo duro perfectamente

El huevo es un comestible delicioso, con muchos nutrientes y un enorme valor nutricional, resaltando sobre todo por su alta carga de proteínas. Sea como fuere, hacer un huevo duro no tiene ninguna complicación alén de conocer el tiempo ideal para su cocción y dos fáciles trucos a fin de que salga perfecto. Esto influye mucho en que entonces se pueda mondar el huevo duro sencillamente.

Asimismo, el tiempo conveniente a lo largo del como debe cocerse un huevo duro a fin de que esté en su punto inmejorable es entre 10 y doce minutos, en dependencia del tamaño de este. Los más cocinitas aconsejan cocer los huevos en una cesta de vapor dentro de la propia olla con agua. El agua, además de esto, debe cubrir por entero la cascarilla del huevo.

Cuando finalice el tiempo de cocción debes poner los huevos en agua fría de manera inmediata, deteniendo el proceso de cocción. De esta forma, no solo conseguirás claras más tiernas y una yema de manera perfecta cocida (sin extrañas líneas verdes u oscuras alrededor), sino se va a facilitar su pelado.

Cómo pelar un huevo cocido.

TRUCOS PARA PELAR FÁCILMENTE UN HUEVO DURO

¿De qué manera mondar un huevo duro sin que se pegue la cascarilla? ¡Nosotros te lo explicamos! Descubre los seis mejores métodos y trucos para aprender a mondar un huevo duro sin que nos debamos luchar con su cascarilla. Te dejamos, además de esto, ¡con múltiples vídeos ilustrativos que te van a ayudar a mejorar la técnica!

1. Mondar un huevo duro con un vaso

Como hemos visto, mondar los huevos duros puede ser una pesadilla si no los cocinas bien o procuras quitarles la cascarilla pedazo a pedazo. Lo que no sabes aún es que, utilizando solamente un vaso o un frasco con agua, puedes facilitar enormemente ese trabajo.

De esta forma, coge un vaso pequeño e introduce el huevo duro en el frasco. Entonces, llénalo con medio centímetro de agua y cubre la parte superior del vaso con los dedos (si es un frasco, puedes poner la tapa) para eludir que se salga el contenido, y ¡agítalo! Al estar en contacto con el agua, la cascarilla se reblandece, por lo que el huevo se resquebrajará y va a aflojar su cascarilla. Si todo ha ido bien, ¡la cascarilla se va a caer por sí sola!

2. Rueda y resquebraja la cascarilla del huevo duro

Si ves que te cuesta mondar la cascarilla de los huevos duros, ¡este truco te encantará! Solo debes cogerlo y hacerlo rodar cara adelante y hacia atrás suavemente en una superficie plana y dura, como una tabla o la propia encimera.

Tras unas cortas pasadas, verás como la propia cascarilla del huevo se agrieta y se desprende sola. Entonces, pela la cascarilla comenzando el extremo más grande del huevo. Igual que con el truco del vaso, la cascarilla debe aflojarse hasta caer por sí sola. Indudablemente, ¡es de lo más satisfactorio!

3. Pela el huevo duro utilizando vinagre

Para muchos, la clave para mondar un huevo duro sencillamente es agregando un chorrito de vinagre al agua a lo largo de la cocción. La fórmula del vinagre va a ayudar a reblandecer la cascarilla y, una vez cocido, va a ser considerablemente más fácil pelarlo. ¡Así de simple!

4. PRUEBA EL TRUCO DE LA CUCHARA

Coge una cuchara de la cocina y rompe la parte superior de un huevo duro con el dorso de esta. Entonces, quita ciertos pedazos, hasta el momento en que te veas capaz de deslizar e introducir la cuchase bajo la cascarilla, de tal modo que la parte superior de la cuchase se curve alrededor del huevo duro. Al desplazar la cuchase alrededor del huevo, la cascarilla se desliza sin inconvenientes.

¿El resultado? ¡Un huevo completamente íntegro! Además de esto, es un truco muy simple y limpio de hacer, puesto que no requieres de ningún producto singular. ¡A nosotros nos chifla verlo!

5. Pela el huevo bajo el agua

Este es seguramente uno de los métodos más conocidos pues es muy eficiente. Por eso, prueba a pelar los huevos de forma directa bajo el chorro de agua fría. Esto te va a ayudar a separar la cascarilla del huevo, y conseguirás un huevo perfecto y de aspecto limpio.

6. Sóplale al huevo y vas a romper la cáscara

Este procedimiento es el preferido de muchos. Solo precisas un huevo cocido, ¡y tus pulmones! Una vez que los huevos duros estén fríos, rompe uno de los extremos y quita un pequeño pedazo de la cascarilla. Desde el extremo más estrecho del huevo sopla fuerte: debería salir el huevo íntegro por el otro extremo. Si ves que te cuesta soplar, puedes asistirte del dedo pulgar y empujar. ¡Y listo!

Cómo pelar un huevo cocido.

Evita que los huevos duros se agrieten

A veces, los huevos duros se resquebrajan al meterlos en el agua, ¡mas no deberían! Si lo hacen, acá tienes ciertos consejos auxiliares para cerciorarte de que esto no ocurra.

  • Usa huevos a temperatura entorno. Mientras esperas a que el agua hierva, no olvides sacar los huevos de la nevera para dejarlos descansar en la encimera. Esto dejará que se pongan a temperatura entorno.
  • Antes de que comience a hervir el agua. Para cocer un huevo duro sin que la cascarilla se rompa, prueba a introducir el huevo en el agua justo antes que comience a hervir, así como un tanto de sal.
  • Cuécelos a fuego bajo. ¡Esto es fundamental! Reduce la temperatura a fuego bajo mientras que pones de forma lenta los huevos en el agua caliente. El agua no debe hervir ni burbujear. En caso contrario, ¡los huevos rebotarán y seguramente se van a romper!
  • No pongas demasiados a la vez. Debes cerciorarte de que los huevos tienen suficiente espacio en la olla, a fin de que no se amontonen ni se toquen.

Si deseas estar al día de todo cuanto publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

How useful was this post?

Click on a star to rate it!

Average rating 0 / 5. Vote count: 0

No votes so far! Be the first to rate this post.